Conectate con nosotros

Ciudades

¿Cómo incorporar en los niños hábitos de alimentación saludable?

Publicado

en

Que los mas pequeños de la casa adopten hábitos saludables, puede resultar ser una tarea poco sencilla para muchos padres. Alimentarse en forma saludable significa comer una variedad de alimentos para que los niños reciban los nutrientes (como proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y
minerales) que necesitan para un crecimiento completo y adecuado.

La alimentación saludable, al ser variada, suficiente y equilibrada les ayuda a crecer y desarrollarse de manera adecuada durante la infancia y además les permitirá gozar de una buena salud para realizar actividades recreativas, jugar, estudiar, tener un buen descanso.

Enseñar a los niños a tener buenos hábitos alimenticios es esencial y debe hacerse desde que son pequeños, desde el momento que son capaces aprender y crear sus propios hábitos como lavarse los dientes, hacer la cama, dormir a una hora adecuada. Por ello, si desde pequeños les enseñamos la importancia que tiene la buena alimentación y les descubrimos el gusto por los alimentos, conseguiremos que tengan una dieta saludable y natural.

A la hora de comer, los niños a veces nos lo ponen difícil cuando les presentamos una comida que no les gusta. Para solucionar este problema podemos hacer sus platos más atractivos.

Es allí que podemos entrar “a jugar” con las salchichas, ya que podemos utilizarlas en combinación con verduras, como snack o plato principal y como recomendación general, siempre será preferible que vayan acompañadas de otros alimentos ricos en hidratos de carbono.

Una idea sencilla y original, puede lograr un efecto muy positivo para que los peques de la casa prueben todo tipo de alimentos.

Las salchichas, lejos de su mala fama, son fuente de proteínas hierro y fósforo, pues es un producto de origen animal elaborada con carne vacuna, carne porcina, agua, sal, nuez moscada, especias naturales y resaltador de sabor.

Hay que reconocer que siempre ha tenido mala prensa, por su contenido de restos, advertencia de la OMS e incluso ha tenido a toda una religión en su contra. Cuando el emperador Constantino se cristianizó, convirtió su sabor en delito fragante y el alimento devino en un placer clandestino que el pueblo disfrutaba a escondidas. Hoy por fortuna no hay que ocultarse para disfrutarlas en un buen asado, un almuerzo familiar, cumpleaños, los motivos sobran para deleitarse con una sabrosa salchicha.

En cuanto al consumo, podemos cocerlas, freírlas, hacer a la plancha o a la brasa.

No importa si su hijo es un niño pequeño o ya casi un adolescente, usted puede tomar las medidas necesarias para mejorar su nutrición y formar buenos hábitos alimenticios, aplicando estas cuatro estrategias: 

  1. Establecer un horario regular para las comidas en familia.
  2. Servir una variedad de alimentos y refrigerios saludables.
  3. Darle un buen ejemplo siguiendo una dieta nutritiva.
  4. Involucrarlos en el proceso.

Lic. Francisca Gompertt
Profesora Licenciada en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Asunción (FCQ-UNA), trabaja en el sector alimenticio desde el año 2.002

@francisca.gompertt
www.franciscagompertt.com

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Recientes

Facebook

Tendencias